En este artículo te compartiremos 5 simples pasos para que puedas hacer tus propias cápsulas de video, con tips y recomendaciones para en corto tiempo, sin costo y sin edición lograr videos de un buen nivel y efectivos en aprendizaje.

¿Por qué usar videos en mis capacitaciones?

No hace falta entrar en mucho detalle: A tod@s nos aburren las capacitaciones tradicionales de 2-3 horas escuchando a un experto, más aún en contexto de pandemia donde una exposición por videollamada poco o nada sirve para cumplir los objetivos de aprendizaje que nos proponemos.

Como lo detallamos en este artículo, el Microlearning y el uso de pequeñas cápsulas de video está revolucionando las capacitaciones tradicionales por la rapidez en su generación, el ahorro de costos logísticos y, por sobre todo, el aumento de la motivación y el aprendizaje en tus trabajador@s.

Pero los videos no solo aportan en modelos asíncronos, sino que te permiten transformar tus capacitaciones sincrónicas a modalidades blended, disminuyendo el tiempo que dedicas a la parte menos efectiva de una capacitación (sobre todo por videollamada): la exposición de contenidos. Además, con ellos puedes estandarizar la entrega de contenidos y empaquetar capacitaciones periódicas (por ejemplo, inducciones, ODIs, etc).

¿Y por donde parto?

Sabemos que puede resultar costoso invertir en la producción de contenido audiovisual, sobre todo cuando el contenido es “desechable” o, como pasó con la pandemia, debes digitalizar de un día para otro todas las capacitaciones e inducciones.

Para esto, te compartimos 5 simples pasos para que puedas crear tus propios videos de aprendizaje, sin editar y usarlos con tus trabajador@s. Te compartimos los tips, recomendaciones y principios de aprendizaje multimedia que en estos 6 años trabajando la creación de vídeos didácticos hemos seguido:

Los 5 pasos

1. Definir el objetivo de aprendizaje

Una cosa es el porque debes capacitar (el propósito) y otra el en que debes capacitar (objetivo de aprendizaje). Parte por diferenciarlos y definirlos a detalle, principalmente porque te permitirá organizar bien el contenido de la cápsula y evaluar de buena manera sus resultados.

Lo más importante es que debes comunicárselo a tus trabajadores, como vimos en este artículo, es un punto clave para lograr aprendizaje efectivo en adultos.

2. Preparar material de apoyo

Esto depende claramente del objetivo de aprendizaje y de las características de tu público objetivo ¿Quiénes verán estos videos?, ¿En qué momento del día?, ¿Desde qué dispositivos? Esto te permitirá por ejemplo definir los formatos de producción, si grabarás con el celular si debes hacerlo en horizontal o vertical y el mejor horario del día para enviar tanto los videos como recordatorios asociados.

Te sugerimos partir por el formato Screencast (presentación + voz en off) ya que es más rápido y simple, y podrás llegar a un muy buen resultado sin edición.

Algunos tips importantes a considerar en el desarrollo de la presentación de base:

  • Considera una presentación del expositor y la declaración del propósito y objetivo de aprendizaje al inicio de la cápsula.
  • Piensa que tu relato se debe complementar con la “imagen” de tu presentación, por lo que trabaja diapositivas simples; es mejor tener más slides con poco contenido que pocas muy condensadas.
  • Prioriza usar esquemas, mapas conceptuales y toda herramienta que te permita organizar la información de forma visual.
  • Incluye preguntas sorpresas (o formativas) dentro de la presentación que te permitan generar interacción y dar pausas para que la persona procese y reflexiones del contenido.
  • Modula la carga cognitiva: Enfócate en que no entregar contenido nuevo todo el tiempo que dura la cápsula. Los modelos de aprendizaje efectivos lo distribuyen de tal forma de generar un flujo que impide la pérdida de información (Para guiarte, fíjate en el siguiente diagrama)

Fuente: “Design for how people learn”, Julie Dirksen

Importante:

*Recuerda que la duración de la cápsula no debe superar los 6 minutos, por lo que si ves que el contenido se alarga, es mejor dividirlo en 2 cápsulas distintas.

*Si te preocupa la vinculación de los participantes con el experto del video, puedes incluir un video corto de presentación al inicio y/o su foto en cada diapositiva. En la experiencia, esto resulta mejor que grabarse relatando para así evitar las distracciones.

3. Definir programa de grabación  

Existen una amplia diversidad de programas de grabación de pantalla, pero te sugerimos partir por PowerPoint que es el más simple e intuitivo (y tod@s lo tenemos). Si tienes Mac, te sugerimos Quicktime que viene incluido en el computador y funciona también de forma muy simple. Te dejamos tutoriales para ambos programas a continuación: Tutorial Power Point y Tutorial Quicktime.

Si buscas algo más pro (sin tener que ser un experto audiovisual), te recomendamos screencast-o-matic que te permite de forma simple reemplazar secciones del video ante errores mientras grabas sin “editar”, musicalizar y grabar tanto tu pantalla como con tu cámara web para mezclar formatos. Si bien tiene una versión gratis, si puedes te sugerimos invertir en la versión premium y así llevar tus cápsulas al siguiente nivel.

Otro programa interesante es screencastify ya que tiene una extensión de Google Chrome que facilita la grabación de archivos de Google Drive y de páginas que visites en el navegador (útil por ejemplo para tutoriales).

4. Grabar las cápsulas  

No es fácil grabarse, sobre todo para trainers o encargados de capacitación que suelen dictar cursos de forma presencial. Por eso es que te dejamos algunas sugerencias que te facilitarán el proceso.

  • Si bien la misma presentación hará de guía del contenido, puede ser útil usar un punteo o ayuda memoria que te permita (1) validar el tiempo que te demoras (recuerda la duración de los videos) y (2) que tu relato se vea limpio, evitando muletillas.
  • Mantén equilibrio entre lo que “lees” de la presentación y complementas. El participante no debe verse en la obligación de elegir si te escucha o lee en la pantalla.
  • Utiliza el puntero láser de PowerPoint para ir guiando la explicación.
  • Dirígete a un “tú”: En nuestra experiencia el personalizar el relato implica mayor involucramiento de los participantes.
  • Usa el botón de pausa para ir grabando por slide y así minimizar la probabilidad de error y tener que grabar todo de nuevo.
  • La idea es que no edites, por lo que habla con tranquilidad y si hay algún error, corrígete y sigue presentando. Tus trabajador@s agradecerán un toque de naturalidad.

5. Distribuir los videos

Este es el paso que usualmente las empresas dejan al azar o no le dan el peso necesario, siendoque es uno de los más críticos del proceso: Para que el Microlearning y tus cápsulas de video sean efectivas en aprendizaje debes utilizar una plataforma que te permita:

  • Acceso al contenido 24/7, sin depender de la conexión a internet o la disponibilidad de un computador.
  • Hacer seguimiento de quien ve y termina el video. 
  • Evitar vicios propios de los adultos como ver solo las “partes importantes” o dejar corriendo el video para que se registre como visto.
  • Tener un feedback en línea de lo que la persona efectivamente aprendió del video.

Siguiendo estos 5 pasos podrás de forma rápida generar cápsulas de aprendizaje multimedia para enviar a tus trabajador@s. En Flip, te ofrecemos ir más allá de las cápsulas y efectivamente asegurar aprendizaje digital.

Las cápsulas de Aprendizaje en Flip

Nuestra app está pensada para generar aprendizaje en base cápsulas de video en cualquier momento y lugar. Al implementar tus cursos con Flip podrás:

  1. Disponibilizar el contenido en una app nativa para IOS y Android, que no pesa más que Whatsapp y te permite ver los videos sin internet.
  2. Usar contenido interactivo, que no se puede adelantar (la primera vez que se ve) y con preguntas formativas que aparecen de sorpresa durante el video.
  3. Hacer campañas de seguimiento por SMS y asegurar que todos terminen tus cursos.
  4. Contar con más de 12 analytics de aprendizaje.
  5. Dar feedback en línea.
  6. Evaluar los resultados, con cuestionarios de rápida aplicación y aleatorios para evitar el famoso “pasarse las respuestas”.

Y tú, ¿Has hecho ya tus cápsulas?¿Aún no partes?, escríbenos a contacto@flip.tools y te ayudamos a crearlas, mejorarlas y transformarlas en una herramienta efectiva de aprendizaje

« Volver al blog